lunes, 29 de julio de 2013

El abrevadero que añoraba ser canal del acueducto: tesoros reutilizados

Del acueducto romano, que venía desde la presa pasando por el camino de Santa María, encontramos restos visibles a lo largo de dicho camino (canalizaciones) y en el camino de los Arroyos,  frente al vertedero actual, por el que se cuenta bajaba siempre mucha agua, donde se dividía.  Por el sur abastecía al circo, rodeando el cerro por el camino del vertedero y el camino de Valdespino. Los Estanques, probablemente, abastecían también  al municipio y las Villaes con sus saludables y abundantes aguas. Por el norte abastecía a  la "almendra" o zona central de Consabura, donde se encontraban las termas. En el inicio de la calle Fuentecilla, al final de lo que antes se conocía por calle Ronda de la Cuesta, hoy calle Diego Rodríguez Díaz de Vivar, era visible un fragmento del acueducto, según cuentan los vecinos. Quedan muy pocos afortunados que puedan describirnos algunos de sus restos, la mayoría, en la actualidad, están destruidos. El acueducto y el abastecimiento de agua a Consabura es un puzle del que nos faltan más de la mitad de las piezas. Entre esos testigos directos de la historia se encuentra mi vecino, un agradable señor de 86 años que pasa la mayor parte de su tiempo de puertas afuera de su casa, "tomando el fresco". En una localidad con pocas pruebas arqueológicas de lo que fue, se hace vital en la investigación consultar con las fuentes primarias, los que sí lo vieron cuando aún permanecía visible.


Angeles Anaya


En el barrio de la Ronda de los Molinos, el nombre de algunas calles nos evocan el agua: calle acueducto, fuentecilla, las aguas, etc., y siguiendo el GPS de las palabras de mi vecino, hemos logrado fotografiar algunos restos, camuflados completamente con su entorno y sobre todo, reutilizados, porque, en Consuegra se aprovecha todo.




Angeles Anaya
Así, la primera parada la hacemos en la intersección Ronda de los Molinos con calle Diego Rodríguez,a la derecha tomando la propia dirección del acueducto, donde los restos, ya desaparecidos, estaban pegados a la propia roca del cerro. De ahí, por la calle Ronda de los Molinos, la canalización  pasaba a su lado izquierdo y bajaba hasta el inicio de la calle Cid Campeador. Desde el final de Ronda de los Molinos y el inicio de Cid Campeador, en diversas viviendas, se pueden apreciar algunos restos.
Angeles Anaya

Angeles Anaya

En una joya de establo, que permanece intacto tal cual se construyó hace un siglo, podemos contemplar un abrevadero que, en otro tiempo cuentan los vecinos, pudo ser conducción de agua o depósito del acueducto "de los romanos". A simple vista es difícil de confirmar, más siendo profano en la materia, está un poco jalbegado y con muchos cachivaches encima. Se puede apreciar que el material de construcción tiene un color rojizo intenso (¿opus signinum o simplemente ladrillo?),dejaremos a los expertos su estudio y verificación.



Angeles Anaya
De ahí pasaba a la calle Centinela, en la que, según mi apreciado vecino, cuando era pequeño, aún se podían ver espaldones de construcción, que apoyaban sobre el risco. De aquellos supuestos canales, hoy podemos contemplar esto:


Angeles Anaya

Angeles Anaya
Y de ahí, asegura que atravesaba la calle Las Peñas, pasando por El Cristo, hasta la Tercia, según él.

Mi vecino se crió por el barrio del circo romano. Relata que, sentado en el "banco de la paciencia"  del convento de las Carmelitas, el la Puerta de Madridejos, fantaseaba  imaginando las dimensiones y perímetro del circo,  basándose en los restos entre los que jugaba cuando era muy pequeño. Hoy sabemos que las dimensiones del Circo eran 380 por 80 metros, lo que nos da idea de que Consabura tenía que albergar una cantidad de población importante


Restos de la antigua muralla Medieval de Consuegra, que rodeaba "la almendra" por las calles Fray Fortunato, General Primo de Rivera (antigua Cuesta de los Herreros), Puerta Madridejos (en donde, como su nombre indica, la muralla albergaba una puerta) , Ermita del Cristo (construida sobre la muralla), Sertorio (resto mostrado situado en calle Ciprés) y Vega del Río Amarguillo, donde se encontraba el arco que daba acceso a la ciudad,  para unirse con Fray Fortunato. El Kardo romano lo formaban las calles del Arco y del Carmen.
Angeles Anaya
Angeles Anaya

No hay comentarios:

Publicar un comentario